Blog

Experiencia con mi Cliente

Siempre que tengo un servicio recuerdo la cara de los toreros cuando se abre la puerta de chiqueros y fijan su mirada para ver al que será el aliado en su buena faena o en su desastre final…. Así mismo pienso cuando suena el timbre de la agencia y voy cabeza en alto, paso firme, hacía la imagen que me confirmará si mi próxima hora será una casi placentera o de lo contrario una interminable hora.

Siempre me hago las mismas preguntas: Le sudarán las manos? olerá a tabaco? será obeso? (algo habitual) …..
Con Andy por un momento pensé que era una cámara oculta, me reí al abrir y en unos instantes me dí cuenta que no era broma y traté como pude de hacerle ver que esa risa era algo normal en mi.
Muy bajito con su chistera, una rosa en la mano, gabardina hasta los pies, gafas que era imposible ver a más de 50 metros, en fín….le acompaño al salón y ahí va él con sus piernecitas entrecruzándose, sus brazos revoloteando a la vez que movía su gabardina con el agetreo de sus manos.
-Monísimo el salón, mmmmm¡¡ …que gusto da ver el toque femenino en todo, en todo todo, a mí me encanta todo lo que viene de una mujer, mira ¿Te gustan mis manos? me preguntó.
Sus dedos, todos ellos llenos de anillos y pulseras, continua hablando de temas femeninos, el pelo, la piel, la ropa….y así pasa unos 20 minutos.
Le pido lo acordado al tf. para así pasar a la habitación, y al instante, casi de un salto se levanta, se baja la bragueta, se desabrocha el botón y tirando de una especie de lazo, saca un saquito rosa hecho de ganchillo, donde guarda su dinero. Sus pantalones se deslizan hasta los tobillos dejando al descubierto unas medias de liguero con rejilla de color negro.

Mi mirada perpleja y directa insistió ante la posibilidad de que esto fuera una broma, pero no no era así.
-Vamos a la habitación, (me dijo)  y con un movimiento femenino se pasea moviendo todo sus encantos por los lados de la cama, el baño, la entrada….y pone la música super fuerte invitándome a bailar, por supuesto bailamos y viendo que su tiempo se agotaba le invito a desnudarse, pero el no lo hace completamente, se queda con su tanga transparente y unos lacitos rosas en los lados, sus medias y un sujetador. Así es señores!!!!!! tal cual.
Se sienta en la taza del baño, cuando voy a cerrar la puerta y el asustado me dice que no,  ¡ por favor no cierres ! …no tenemos que tener secretos somos cómplices. Yo no salgo de mi asombro, pero es su tiempo, con lo cual le sigo el tema.
Me siento en la cama le invito a que lo haga conmigo y lo hace como si fuera mi hermana, me pasa el brazo mostrándome sus uñas, sus cosas…me hablaba de sus amigos que a juzgar por sus explicaciones eran muy varoniles, nada que ver con él.
No quiso que le tocara ni tampoco lo hizo él conmigo, se desahogó con su historia y creo que lo que realmente le apetecía era sentirse como él es, sin que nadie le juzgara y sin que eso cambiara la opinión de la gente que en ese momento forma parte de su vida, elegidos o impuestos por el destino.
Que levante la mano el que nuca ha tenido que renunciar a su deseo por no defraudar a su familia, que levante la mano el que siempre dijo: yo nunca seré afeminado y se viste de mujer en carnaval, Que levante la mano el que se compró un jersey verde chillón y nunca se atrevió a llevarlo en una fiesta de colegas…. Va por todos ellos.



Nuestros últimos tweets

Newsletter
Contacto

Calle Comte d'Urgell, 149

08036, Barcelona (España)

+34 620 28 29 23

+34 620 282 923
BarcelonaEscorts