Blog

Una mirada sexual: los 3 tipos de Vouyer en la Historia del Vouyerismo

Tócame, bésame, muérdeme, háblame y … ¡Mírame!

Una mirada sexual para el vouyerismo

Mírame es una de las palabras que más usamos cuando hacemos el amor. No sabemos la razón, pero nos gusta mirar y ser mirados. Un ligero narcisismo y sexualidad al mismo tiempo. A unos les gusta más observar y a otros que los observen. Es como en la redes sociales. Está el egocéntrico que se pasa el día colgando vídeos, fotos, comentarios graciosos a la espera de que los demás le miren y valoren su trabajo. Sin embargo, hay otros que son todo lo contrario. Silenciosos y callados. Nunca dicen nada pero lo cotillean todo. Se pueden pasar horas mirando las fotos de lo demás: son los voyeurs del ciberespacio.

Una mirada sexual: los 3 tipos de Vouyer en la Historia del Vouyerismo

 

(Fuente Foto)

En la cama ocurre algo parecido. No es lo mismo masturbarse a solas o delante de alguien. El saber que te están mirando mientras te tocas, aumenta el placer y la duración. Está demostrado científicamente, que cuando uno se masturba a solas, puede llegar al orgasmo en cuestión de minutos y a veces incluso de segundos. En cambio, cuando alguien te observa al hacerlo, este acto se alarga mucho más. Pero no todos los voyeurs son iguales ni se comportan de la misma forma.

Son muchas personas quiénes otorgan al vouyerismo un acto pervertido. Existen estas connotaciones negativas y tabúes sobre este aspecto. Pero, falta que profundicemos algo más para destapar este concepto sobre la mira sexual (o no) en relación al vouyerismo. En resumen: aquellas personas que les gusta mirar y que los provoca una excitación sexual. Según Wikipedia:

l voyerismo es una conducta, que puede llegar a ser parafilica, caracterizada por la contemplación de personas desnudas o realizando algún tipo de actividad sexual con el objetivo de conseguir una excitación sexual (delectación voyeurista). La actividad del voyeurista no implica ninguna actividad sexual posterior

Una mirada sexual: los 3 tipos de Vouyer en la Historia del Vouyerismo

Las 3 tipologías de miradas para el Vouyer

1) Está el Voyeur Indiscreto: el tímido que mira a través de la ventana de su casa sin apenas moverse, deseoso de que alguna vecina no baje la persiana al cambiarse de ropa o alguna pareja haga el amor con las luces encendidas. A este, le gusta mirar sin que nadie sepa que lo hace. Su morbo es este: Mirar sin ser descubierto.

2) Está el Voyeur Daliniano: al que no le importa nada que le vean mirar pero que no quiere ningún contacto físico con la otra persona. Se cuenta que a Dalí, le daba morbo ver subir y bajar por las escaleras de su casa de Portlligat a diferentes mujeres desnudas, que el contrataba solo para eso. Se sentaba en su sofá y podía pasar horas solo contemplando la belleza de los cuerpos desnudos subiendo y bajando lentamente la escalera. No sabemos si se masturbaba, pero lo que está claro es que no tocaba a las chicas. Solo las miraba.

3) Está el Voyeur Cibernético: el voyeur del SXXI. Es el voyeur de moda que mira a través de la web Cam. Le gusta hacer el amor a distancia y mirar como su pareja se toca a través de la cámara del ordenador. ¿Lo último en este tipo de voyerismo? la cámara endoscópica. La que te puedes introducir dentro de tu vagina para que tu pareja lo vea absolutamente todo de ti. Es un lápiz de 16 centímetros con seis modos de vibración y una cámara en la punta.

Una mirada sexual: los 3 tipos de Vouyer en la Historia del Vouyerismo

El Vouyerismo del siglo XXI : la cámara endoscópica y GAGA

Lo más fuerte es que este vibrador ya existía en los años 60. Masters & Jhonson (una pareja de sexólogos americanos) lo utilizaban para estudiar la sexualidad humana. Entonces era un simple aparato eléctrico con cámara y se llamaba ULISSES. No era tan bonito como este y tenía una función solo médica.

La cámara del S XXI se llama GAGA y con un cable USB permite que tu pareja o tu misma, veas en el ordenador o la tableta lo que hay dentro de tu vagina. Si los dos sois voyeurs, podéis poner el ordenador en la cama y jugar con el GAGA observando cómo reacciona un cuerpo por dentro cuando tiene un orgasmo. ¿Hay algo más excitante?

 

En nuestra Agencia de Señoritas, estamos abiertos a ofrecer este tipo de servicio aunque no lo especifiquemos como tal. Existe un servicio más extenso como es el de Gfe Escorts Barcelona (GirlFriend Experience). No sólo se trata de mirar (aunque respete los cimientos del vouyerismo) sino de una buena compañía para fiestas y cenas.

Si el voyeur es solo uno, el juego está claro: cibersexo de última generación. Ya no me sirve verte solo la cara, quiero verte la vagina … ¡por dentro! y como la cámara vibra, podré oír tus gemidos a través de los altavoces del ordenador y sentir como te corres de verdad.



Nuestros últimos tweets

Newsletter
Contacto

Calle Comte d'Urgell, 149

08036, Barcelona (España)

+34 620 28 29 23

+34 620 282 923
BarcelonaEscorts