Blog

Vida de una escort, preguntas que todo hombre se hace

Vida de una escort, preguntas que todo hombre se hace

¿Cuantos de vosotros se ha parado alguna vez a pensar; cómo será esta escort cuando está con su novio o cuando está sola, en familia, en sus estudios?

No intentéis meteros en la mente de una escort, porque sería un acto vanidoso, inútil, incierto y muy banal.

La mayoría seguramente sienten pena por ellas, me da la risa pensarlo, otra gran parte lo toman como una libertad de mostrarse ante su mundo y lo cierto es (siempre hablando de las escorts de nuestra agencia) que se sienten libres, alegres, contentas y muy satisfechas de sus compensaciones económicas, que es el único motivo por el que lo realizan.

Nada mejor como saberlo desde el testimonio en primera persona, de lo que ocurre por sus mentes y sus formas de enfrentarse a su vida cotidiana.

Deja atrás la hipocresía, las ideas preconcebidas y la doble moral

Vida de una escort, preguntas que todo hombre se hace

-¿Disfrutan de verdad?

No, evidentemente no, fingir es la primera norma insalvable que tiene que aprender una escort.

Las excepciones existen, pero en este trabajo son mínimas, por desgracia, los clientes suelen tener una mente muy oscura y cerrada del sexo con una mujer de pago, con lo cual hace muy difícil que se de el placer.

Imposible sentir lo mismo con todos ni de la misma manera, pero disfrutar es con uno de un millón. Por otro lado las escorts que trabajan mucho se van conociendo cada vez más su cuerpo, con lo cual les resulta más fácil saber dónde y como funcionar para disfrutarlo y en el caso de pago, de no sufrirlo.

 

-Si te encuentras con un hombre que le apestan los genitales o alguna parte del cuerpo como reaccionas?

Me he desplazado, maquillado, pagado el taxi y dedicado una hora para llegar a la cita, con lo cual ante un caso así, hago todo para que pase por la ducha, de forma cortés e incluso lo hacemos juntos, para que todo sea menos violento.

En el caso de un “pene llorón” sin lugar a dudas el francés lo hacemos siempre con condón.

Pene llorón, es lo que en nuestro argot se denomina a un pene que babea constantemente.

Nunca hacemos servicios en casos de extrema suciedad o en pequeñas alarmas de que algo puede ser peligroso, supuraciones, granos, heridas, olores..

La salud es lo primero.

Vida de una escort, preguntas que todo hombre se hace

-Después de hacer sexo con cliente ¿te apetece tenerlo con tu novio?

Todo depende de la carga mental que el cliente me haya dejado, pero por lo general una vez salgo del hotel desconecto completamente.

Soy una actriz hago mi papel y se acaba la función.¡Por qué no voy a disfrutar de mi vida privada?

Confieso en muchas ocasiones investigo, compruebo, examino actitudes y placeres, para luego ponerlos en práctica con mi pareja.

Es un trabajo como el de cualquier otro, una persona que trabaja en el cementerio no se va a casa llorando cada día, ni piensa que mañana se va a morir.

-¿Trabajas con la regla?

Si me sale un buen cliente me pongo mi esponja y trabajo, si no lo tengo en agenda, acostumbro a descansar siempre que mi economía mensual ya esté cubierta.

Las mujeres en la época menstrual estamos mucho más lubricadas y generalmente más receptivas al placer, reconozco que es más fácil y menos doloroso con la menstruación, tanto en mi vida laboral como personal.

Lo importante es tener la posición de control.

-¿Cómo consigues mantenerlo en secreto?

 

Mi madre lo supo desde el primer día, porque yo lo decidí, yo soy escort por elección propia porque no me gusta el sistema laboral, porque de otra manera no podría viajar ni comprarme lo que considero justo para mi como persona, bien sea un libro, un piano o una vivienda digna.

El anonimato es necesario.

El resto de mi entorno no lo sabrá nunca porque soy muy consciente de la estigmatización que tiene este oficio, la doble moral y el rechazo que me supondría me haría discutir a diario, algo que no me apetece en absoluto.

Yo no vendo mi cuerpo, vendo una hora de mi parte genital, no pertenezco a nadie.

 

Seguiré trabajando contra el estigma de ser puta, porque así lo deseo y porque es mi decisión

 

 

 



Nuestros últimos tweets

Newsletter
Contacto

Calle Comte d'Urgell, 149

08036, Barcelona (España)

+34 620 28 29 23

+34 620 282 923
BarcelonaEscorts