Blog

El beso negro…

El beso negro...

Por mucho tiempo considerado un tema un tanto tabú, el besar o insertar la lengua en el ano de su pareja ha crecido en popularidad en los últimos años. De hecho, una encuesta reciente en los EE. UU. mostró que no menos del 36% de las mujeres y el 44% de los hombres admitieron haberlo realizado. Celebridades y raperos de alto perfil como Nicki Minaj han cantado sus elogios, ha sido mencionado en revistas como Cosmopolitan y Nueva York y llegó a gran audiencia gracias a la serie de televisión de HBO, Girls. Como acto sexual puede ser tan antiguo como el tiempo, pero hay poca mención de él en los registros históricos. Sin embargo, en el dinámico clima sexual de hoy, se pueden encontrar referencias a él en todas partes. También conocido en inglés como “rimming”, “tossing the salad” y “motorbutting” (hombre a mujer), en Barcelona lo llaman “el beso negro”. Hoy vamos a explorar este tema y ofrecer a los lectores algunos consejos útiles cuando se trata de esta actividad poco conocida pero súper erótica.

Acturalmente, dada la función principal del ano, la higiene es la primera y más importante consideración si desea agregar “el beso negro” a su repertorio sexual. Para empezar, es vital que la persona que recibe se duche y se limpie toda la zona dos veces con jabón o gel. Si desea ir un paso más allá, siempre puede hacerse un enema. Esta es una buena idea por dos razones. En primer lugar, hace que el acto sea más agradable para la persona que realiza el juego de la lengua en cuanto a sabor, olor y la posible presencia de cualquier bacteria. En segundo lugar, e igualmente importante, ayuda a la persona que reciba a relajarse y disfrutar, ya que calma cualquier inquietud que pueda tener sobre la limpieza. Lo más efectivo de todo, huelga decir, es usar un dique dental o incluso un condón cortado a lo largo. Poner esto sobre el culito de su pareja garantiza una higiene absoluta al tiempo que garantiza que aún disfruta al máximo lo que su lengua y labios son capaces de hacer para complacerle. Por último, es importante señalar qué hacer y qué no hacer después de hacerlo. Si lo haces a una mujer, asegúrate de que sea la última cosa que hagas como parte de tu repertorio sexual. En otras palabras, no realice sexo oral en su vagina o, en el caso de ambos sexos, besarse después en la boca. Igual la persona, es recomendable cepillarse los dientes y enjuagar con enjuague bucal antes de volver a la cama y continuar con su sesión de sexo.

Ahora que hemos tratado la parte práctica, es hora de hablar sobre diferentes técnicas para hacer que el acto tenga la más alta carga erótica posible. Como hemos señalado tan a menudo aquí en el blog, el consentimiento por parte de las dos personas que participen es vital. Una vez que ambos hayan aceptado experimentar, pueden disfrutar de las etapas preliminares para crear el ambiente adecuado. Después de todo, cuanto más relajado uno/a se sienta, más placer experimentará. Comience por explorar su cuerpo de otras maneras para despertar su libido y ponerle la flor de piel. Una buena manera es comenzar más lejos y avanzar hacia la meta. Usar un aceite de masaje comestible o un lubricante puede ser útil aquí. Masaje suavemente, exprima, lame y bese las mejillas y el interior de los muslos. Excita el área alrededor del ano con los dedos, los labios y la boca. Respira suavemente sobre su parte inferior para estimularse. Ábrete camino hacia su ano poco a poco, prestando especial atención a áreas como el perineo, detrás de los huevos/ la base de la vagina y su coxis.
El beso negro...

No hay reglas establecidas cuando se trata de cómo usar su lengua. Experimenta con diferentes formas, movimientos, presiones y formas de la lengua. La primera vez, tómelo con calma, experimente con algunos movimientos y observe de cerca cómo reacciona su pareja, especialmente su lenguaje corporal, la respiración y los sonidos vocales. Si ambos han hablado de penetración, pueden profundizar un poco más. Intenta meter la lengua en su ano solo un poco (no olvides el dique dental). Sólo los primeros centímetros son sensibles, por lo que no es necesario ir muy lejos.

Puedes elegir explorar esta apasionante área del sexo con tu pareja en casa, o experimentar en compañía de una de las escorts de alto standing de Barcelona Escorts (para saber cuál de ellas está abierta a esta forma de juego sexual, basta pegar una llamada a la directora de la agencia, Laura). Hagas lo que hagas, es seguro que será una experiencia inolvidable que puede abrirse camino a sensaciones completamente nuevas en tu universo sexual.

El beso negro...

Reservas

 

Verificación

Nuestros últimos tweets

Newsletter
Contacto

Calle Comte d'Urgell, 149

08036, Barcelona (España)

+34 620 28 29 23

+34 620 282 923
BarcelonaEscorts